Àlex Palou, campeón por segunda vez de las IndyCar Series

Àlex Palou, campeón por segunda vez de las IndyCar Series

Actualizado

Palou, de 26 años y que logró su primer título en 2021, volvió a coronarse campeón de la IndyCar en una temporada en la que ha logrado cinco victorias

El español  Àlex Palou disputa el Gran Premio de Indianápolis de la IndyCar, el sábado 12 de agosto.
El español Àlex Palou disputa el Gran Premio de Indianápolis de la IndyCar, el sábado 12 de agosto.Darron CummingsAP

Álex Palou (Chip Ganassi) ganó este domingo su segundo título de la IndyCar (2021 y 2023) tras lograr su quinta victoria de la temporada, en Portland, dejando sin opciones a su compañero, el neozelandés Scott Dixon, que terminó tercero la carrera.

Al español le servía un tercer puesto para volver a reinar en la categoría. Desde las primeras curvas logró estar en esas posiciones de cabeza y supo solventar con mucho talento los distintos problemas que fue encontrando, demostrando ser el piloto más en forma del momento y justo campeón.

«Es lo que queríamos, ha sido un fin de semana fantástico. Hemos corrido como lo hemos hecho en toda la temporada. Estoy super orgulloso del equipo, te echamos de menos Barry», celebró Palou al bajar de su monoplaza acordándose de Barry Wanser, el encargado de la estrategia para el piloto español este año.

«Me encanta ser un campeón de la IndyCar, es como un sueño. No puedo agradecerlo lo suficiente. El coche es rápido, hiciéramos lo que hiciéramos íbamos a estar en una buena posición. La estrategia y las paradas en pits fueron perfectas», ensalzó un eufórico Palou la labor de su equipo y la calidad de su monoplaza.

Palou se convierte así en el sexto piloto en la historia de la IndyCar con múltiples campeonatos junto a, entre otros, el propio Dixon, que lo ganó en seis ocasiones. Es el número quince de IndyCar para el equipo Chip Ganassi y desde el año 2009 no lograban tener a dos pilotos en lo más alto de la lucha por el título.

Precisamente, el jefe del equipo, el propio Chip Ganassi, dio la gran noticia tras terminar la carrera asegurando el futuro de Palou con ellos: «Palou va a estar en nuestro coche el año que viene, seguro».

Scott Dixon también tuvo palabras de elogio para Palou: «Quiero felicitar a Alex, creo que lo hizo todo bien, es un gran competidor. Es fantástico poder trabajar con él», afirmó el neozelandés.

SALIDA BRILLANTE Y MEJOR ESTRATEGIA

Palou hizo una salida excelente, subiendo hasta la tercera posición tras Rahal y McLaughlin, y con lo que es más importante, superando a las primeras de cambio a Scott Dixon, su único rival por el título.

En la vuelta número 22, además Palou lideró la carrera aprovechando la entrada a boxes de Rahal y McLaughlin, lo que le aportaba un punto más para sumar en el campeonato. El español visitó a sus mecánicos por primera vez en la 31, después de demostrar en cabeza que iba mucho más rápido que Dixon.

La estrategia de Chip Ganassi con el español fue excelente, ejecutando un ‘overcut’ brillante de Palou que le permitió salir por delante de los líderes, de Dixon, y sólo detrás de Malukas.

Sus opciones de triunfo en Portland se multiplicaron, con Dixon a más de siete segundos, y volviendo al liderato con el paso del norteamericano por boxes.

En el ecuador de la carrera (vuelta 48), Palou se vio obligado a bajar el ritmo por alcanzar a varios doblados, Dixon recortó y se le pegó. Fue el momento de entrar de nuevo en boxes tras 17 vueltas con esos neumáticos, cediendo el primer puesto a su rival.

Esa combinación le salía rentable a Palou, que con hacer podio no dependía de si Dixon ganaba. Pero por muy especialista que sea el neozelandés ahorrando combustible, la visita a los mecánicos en la 60 era inevitable, y de nuevo el español regresó a la primera posición.

La distancia en cabeza llegando a dos tercios de carrera fue aumentando, superando incluso los diez segundos. Para Palou sólo quedaba pilotar sin errores y esperar a la bandera a cuadros para celebrar una doble alegría: el gran premio y el título.

El suspense estuvo presente tras la parada de Palou en la vuelta 80, se incorporó con neumáticos fríos, encontró tráfico y perdió posiciones, estuvo incluso cerca de ser tocado por algún rival.

Llegó entonces el caos en los boxes de Chip Ganassi, con Armstrong perdiendo una rueda cerca del pit de Dixon justo cuando el neozelandés entraba a cambiar neumáticos

El argentino Agustín Canapino (Juncos Hollinger) tuvo un accidente a 26 vueltas para el final, el argentino provocó una nueva bandera amarilla que reagrupó a todos con Palou, Rosenqvist y Dixon en este orden encabezando la carrera.

Fue cuando Palou sacó su mejor versión, dándose un paseo triunfal en las últimas vueltas, con Rosenqvist tras él haciendo de tapón para Dixon. El circuito de Portland volvía a transmitirle buenos recuerdos, allí ganó la carrera también en el año 2021 en una victoria que fue clave para conseguir unas semanas después aquel título.

«¡Vamos chicos, oh Dios mío!», decía Palou levantando los brazos al cruzar la meta con la bandera a cuadros. Un día histórico, y es que en las 17 últimas temporadas siempre se decidió el campeón en la última carrera. Rompe así otro récord el piloto español.