Cárcel para los ultras de Artós que golpearon brutalmente a un independentista en 2019

El juzgado 17 de la Audiencia de Barcelona ha condenado a 3 años y medio de cárcel a los cuatro manifestantes ultraderechistas que propinaron una brutal paliza a un joven indepedentista de 23 años de edad en la noche del 17 de octubre de 2019, en un contexto de protestas sociales desencadenadas tras la sentencia contra los líderes del ‘procés’. El fallo judicial, además, obliga a los condenados a indemnizar con más 10.000 euros a la víctima y subraya que estos actuaron abusando de su superioridad y por discriminación ideológica.

El abogado Xavier Muñoz, en representación del Ayuntamiento de Barcelona, que ha ejercido la acusación contra los cuatro agresores, ha subrayado que la sentencia es «plenamente satisfactoria» y ha recordado que la «colaboración ciudadana» resultó clave para registrar los hechos y facilitar la identificación y posterior detención por parte de los Mossos d’Esquadra. Algunos de los arrestados entonces cumplieron tres meses de prisión preventiva. Además, ha destacado Muñoz, la sentencia deja claro que actuaron «colectivamente» y poniendo en serio «riesgo» a la víctima a la que golpearon por su condición «ideológica«.

Palos, tubos metálicos y piedras

La sentencia detalla que los cuatro hombres, armados con palos, tubos metálicos y piedras, atacaron a la víctima, en la calle de Rossellò del barrio del Eixample de Barcelona, «movidos por su profunda animadversión a la ideología independentista». «Lo abatieron de forma conjunta en una auténtica masa de acoso, haciéndole perder el equilibrio muy rápidamente al recibir un fuerte golpe», prosigue. Uno de los acusados le golpeó con un «tubo metálico», lo que provocó «su caída al suelo» donde «continuaron agrediéndole despiadadamente con un palo de un metro con la bandera de la cruz de Borgoña y el águila bicéfala».

El fallo considera asimismo probado que uno de los agresores «cogió por el cuello a la víctima» cuando había tratado de levantarse del suelo y lo volvió a derribar. A continuación, este mismo atacante le propinó «cinco golpes con un palo en la cabeza y el tronco». Otro de los condenados «lanzó una piedra a la boca» de la víctima y también le dio «seis patadas» de las cuales al menos dos impactaron en su cara.

Los agresores solo se detuvieron cuando la víctima fue auxiliada por otros ciudadanos que acudieron para detener la paliza.

El resultado de aquella agresión fueron contusiones, heridas y cortes por todo el cuerpo, también en la cabeza y en la mandíbula. Además, el joven sufrió una perforación de tímpano. En total, recuerda la sentencia, estuvo bajo tratamiento médico durante 50 días y un mes entero de baja. Los informes médicos han acreditado que, si bien no presenta secuelas psicológicas graves, sí ha sufrido daños compatibles con el estrés postraumático producidos por la pelea.

Plaza Artós

Noticias relacionadas

Los cuatro manifestantes pertenecían a las 250 personas que se concentraron el 17 de octubre de 20217 en la plaza d’Artós de de Barcelona bajo el lema: «Hoy pasacalles festivo, plaza Artós. Jueves 17. 20.00 horas. Trae tu bandera y tus ganas de defenderla». En esa concentración, según la sentencia, hubo «saludos con el brazo alzado utilizado en el régimen de terror del Tercer Reich alemán», se entonaron «cánticos» del himno franquista «Cara al Sol» y se lucieron banderas españolas preconstitucionales con el águila de San Juan, banderas blancas con la cruz de Borgoña y banderas con cruces célticas. 

Esta manifestación de ultraderecha españolista fue convocada durante la semana de protestas independentistas posteriores a la sentencia contra los líderes del ‘procés’, varios días en los que se vivieron por Catalunya, y especialmente en Barcelona, graves altercados.