La Junta congela su ley de regados sobre Doana tras alcanzar un principio de acuerdo con el Gobierno

Actualizado

El presidente andaluz, Juanma Moreno, y la vicepresidenta y ministra de Transicin Ecolgica, Teresa Ribera, se renen en Sevilla y confirman la apertura de la negociacin

Juanma Moreno y Teresa Ribera, en diciembre del ao pasado en un acto oficial en Algeciras.EUROPA PRESS
  • Medio ambiente Juanma Moreno, inmune a las presiones, acelera la ley de regados de Doana

El presidente de la Junta de Andaluca, Juanma Moreno, y la ministra de Transicin Ecolgica en funciones, Teresa Ribera, han pactado este martes una tregua en la guerra que las dos administraciones mantenan a cuenta de la regularizacin de regados en el entorno del Parque Nacional de Doana. Despus de casi dos aos de hostilidades mutuas y tras dos horas de encuentro cara a cara, la Junta y el Gobierno central se han dado un plazo de un mes para concretar una alternativa a la polmica ley que estaba a punto de aprobarse en el Parlamento andaluz y cuya aprobacin supondra aumentar la superficie de regados en alrededor de 700 hectreas en la zona norte del espacio protegido.

Ribera, que se ha desplazado a Sevilla con su equipo para resolver el conflicto, ha puesto encima de la mesa un presupuesto de 350 millones de euros con los que financiar «actuaciones de desarrollo territorial y social» que vendran a sustituir a la regularizacin de regados que se prevea en la ley. Por su parte, el presidente andaluz ha echado el freno a la tramitacin de la norma, cuya votacin queda pospuesta sine die.

Ribera y Moreno, que han comparecido juntos en el Palacio de San Telmo al trmino del encuentro, no han concretado en qu van a consistir estas actuaciones, a la espera de que el grupo de trabajo que van a constituir los dos ejecutivos -con el secretario de Estado, Hugo Morn, y el consejero de Presidencia, Antonio Sanz, a la cabeza- establezca las lneas maestras de ese marco, que deber estar definido en un plazo aproximado de un mes. Previamente, y en eso ha insistido mucho el presidente de la Junta, sern escuchadas todas las partes afectadas, incluidos, desde luego, los agricultores que se iban a beneficiar por la ley de regados.

Aunque, en un principio, estaba previsto que el proyecto de ley que avalan tanto el PP como Vox se aprobase la semana pasada en la Cmara regional, un cambio de ltima hora -uno ms- aplaz la votacin en el pleno y su consiguiente entrada en vigor. La idea era incluirlo este mircoles en el orden del da de la prxima sesin plenaria del Parlamento, a celebrarse la semana que viene, una vez que la tramitacin est finiquitada con modificaciones mnimas del texto original por parte del PP y sin que ni el PSOE ni Por Andaluca consintiesen en presentar enmiendas a una norma que quieren ver en la papelera.

Segn la versin oficial, se trataba de un encuentro «ordinario» entre el presidente de la Junta y la vicepresidenta tercera en funciones, aunque ni siquiera a la hora de informar sobre el mismo se haban puesto de acuerdo los dos gobiernos. Mientras el Ministerio de Transicin Ecolgica lo incluy ayer en la agenda oficial de la ministra, en San Telmo ni siquiera la contemplaba oficialmente hasta unos minutos antes de la comparecencia conjunta.

Habra sido el Gobierno central el que, segn fuentes del ejecutivo regional, toc a la puerta de la Junta para mantener una reunin que, hasta hace muy poco, supeditaban a la retirada de la ley como condicin previa. Fue la semana pasada, tras aplazarse la votacin de la ley, cuando en San Telmo se recibi la llamada de Madrid, aunque desde la Junta se niega que ese retraso estuviese vinculado a este encuentro.

Lo que se pidi al Ministerio de Transicin Ecolgica para hablar sobre Doana es que, antes, se sentasen con los agricultores para conocer su postura y su problemtica de primera mano, algo que habra sucedido esta maana.

El ejecutivo de Moreno, hicieron hincapi estas fuentes, est dispuesto a abordar otras soluciones para el problema de los agricultores del entorno de Doana siempre que cuenten con su respaldo.

El portavoz de la Junta, Ramn Fernndez-Pacheco, ha confirmado que fue la ministra la que contact con el presidente andaluz y subray que ha habido «un cambio de postura» por parte del Gobierno y que estn dispuestos a dialogar «hasta la extenuacin».

Cartas y ataques cruzados

Este encuentro se produce despus de un intercambio epistolar en medio de las crticas y denuncias pblicas desde los dos bandos. En junio pasado, el presidente andaluz remiti una carta al presidente del Gobierno, Pedro Snchez, reclamndole que cesase la «campaa de acoso» contra los freseros de Huelva al tiempo que se ofreca a a abrir «un proceso de colaboracin entre ambas administraciones para buscar soluciones que hagan compartible la viabilidad del sector con la proteccin de Doana».

Unos meses antes, en abril, fue la vicepresidenta tercera la que le escribi a Moreno advirtindole «duramente» de las consecuencias de la aprobacin de la ley de regados e instndole, asimismo, a encontrar «un espacio entendimiento lo antes posible».

La historia de esta ley es una historia llena de acelerones y frenazos. Desde que el PP, con el respaldo de Vox siempre, puso encima de la mesa la necesidad de ampliar la superficie de regados en la llamada Corona Norte de Doana para corregir una «injusticia» que, a su juicio, se hizo con los agricultores de la zona con ocasin del plan que se aprob en 2014 de ordenacin de la zona. Eso fue hace casi dos aos porque la primera iniciativa que se present en el Parlamento se fren por la convocatoria de elecciones autonmicas de 2022.

Tras comenzar la nueva legislatura, el PP y Vox volvieron a plantear la iniciativa como proyecto de ley y su tramitacin se ha producido a diferentes ritmos, aunque desde las filas populares siempre han negado ninguna intencionalidad poltica o partidista.

El ltimo acelern, previo al frenazo de la semana pasada, se produjo a mediados de septiembre. Apenas 24 horas despus de que anunciase Moreno la compra de la finca Veta La Palma, el PP reactiv el proyecto de ley de regados que, segn las estimaciones del propio presidente de la Junta, supondr pasar de secano a regado unas 700 hectreas en la corona norte de Doana.

Iba a coincidir su aprobacin con la investidura fallida de Alberto Nez Feijo, pero a ltima hora el PP decidi que esperaba un par de semanas ms.