Proyectos solares en Colombia: problemas sociales y económicos que enfrentan – Sectores – Economía

Proyectos solares en Colombia: problemas sociales y económicos que enfrentan – Sectores – Economía

Mientras varias compañías están teniendo problemas para construir parques solares y eólicos en Colombia, incluso, han decidido renunciar a ellos, hay otras empresas que están apostando por nuevas inversiones y proyectos.

Es el caso de Spectrum, que recibió recientemente la licencia ambiental para construir entre Barrancabermeja y Bucaramanga, Santander, uno de los parques solares más grandes del país, pues tendrá una capacidad de 358 megavatios capaces de suministrar electricidad a cerca de 600.000 familias.

(Lea también: ¿Cuánto subirá el salario mínimo en 2024? Esto dijo la ministra del Trabajo) 

Tradicionalmente, esta zona del país ha sido productora de petróleo por lo que la construcción del parque solar Andes permitirá demostrar, una vez más, que los hidrocarburos y las energías renovables pueden coexistir. «Detrás de esto habrá una historia muy bonita de transición energética», resalta Francisco Sanclemente, CEO de Spectrum.

Detrás de esto habrá una historia muy bonita de transición energética

Este proyecto costará más de 200 millones de dólares y generará aproximadamente 1.000 empleos durante su etapa de construcción, que comenzará el próximo año para comenzar a producir energía a inicios del 2025.

Sin embargo, Sanclemente prefiere no ahondar mucho en los detalles «por el bien del proyecto, todo el tema de comunidades está complejo», pues los problemas sociales y el licenciamiento ambiental ha retrasado y frenado varios proyectos eólicos y solares.

No obstante, asegura que tienen el conocimiento y los recursos para manejar las dificultades que se presenten. Además, la empresa viene trabajando con las comunidades de la zona desde hace más de dos años.

Parque solar
Foto:

Ministerio de Defensa

Pero también es innegable que a la fecha no ha comenzado a operar ningún parque eólico o solar a gran escala en el país, pese a que hace cuatro años adquirieron compromisos para hacerlo en enero o diciembre del año pasado.

Cualquier retraso pone en riesgo los proyectos y por eso se han abandonado tantos

Debido a ese grado de incertidumbre que tiene este tipo de iniciativas, Spectrum todavía no ha vendido la energía que generará con Andes. «Hemos visto que otros proyectos están sufriendo mucho por haber vendido la energía antes y ahora tienen retrasos. No queremos vender hasta que no tengamos una visibilidad perfecta de cuándo va a entrar en operación, precisamente, para no añadirle riesgo», señala el CEO

A riesgos se refiere a que los proyectos de las subastas pasadas tenían que entrar en 2022 y 2023, pero como no lo hicieron las empresas tuvieron que firmar contratos de respaldo muy posiblemente a pérdidas, y otras están expuestas a los altos precios que se registran en la bolsa de energía, lo que termina siendo un golpe financiero muy duro para los proyectos.

Esto se suma a las afectaciones que han tenido por el encarecimiento de los paneles solares y turbinas eólicas, especialmente hace dos años; el alza del dólar y las altas tasas de interés en el país.

(Lea también: Villavicencio construirá subestación de energía solar en predio de un ‘elefante blanco’)

Parque Solar Las Brisas
Francisco Sanclemente, CEO de Spectrum.

Francisco Sanclemente, CEO de Spectrum.

«La rentabilidad de las renovables nunca ha sido muy alta y al ser los márgenes tan apretados, cualquier retraso pone en riesgo los proyectos y por eso se han abandonado tantos», agrega.

Y aunque Francisco Sanclemente dice que preocupan los cambios en las reglas de juego, pesa mucho la necesidad de nueva generación y más para 2027 y 2028 porque se está vislumbrando un déficit de energía eléctrica.

Esta es una motivación adicional para apostarle a nuevos proyectos de energías renovables, que contribuirán para que bajen las tarifas que pagan los usuarios porque producir electricidad con sol o viento es mucho más económico que hacerlo con agua, carbón, gas natural o combustibles líquidos.

«Si todos los proyectos de las subastas estuvieran operando ahora mismo seguro que los precios en bolsa no estarían por encima de 1.000 pesos por kilovatio hora, ya que se tendría una gran cantidad de megavatios que oferta precios muy bajos», afirma.

(Lea también: Petro propone producción paulatina de energía con paneles solares para la Costa Caribe)

Parque solar La Loma, este es el avance

Pero para tener energía renovable barata también se necesitan más incentivos tributarios, asegura el CEO de Spectrum, «sobre todo porque muchos de los proyectos no están en compañías que tienen renta gravable, entonces mucho de lo que se estableció en la Ley 1715 de 2014 no se puede aprovechar».

Otro tema que considera importante es la estabilidad regulatoria, al igual que una flexibilidad para manejar los retrasos de los proyectos, porque los tiempos para el desarrollo de energía renovable en Colombia son muy inciertos y hay cierta rigidez en los compromisos que adquieren las compañías para que los proyectos entren operación.

«Creo que un poco más de flexibilidad alrededor de eso ayuda a reducir el riesgo que tienen los proyectos en su desarrollo y podría acelerar las inversiones«, manifiesta.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Más noticias en eltiempo.com