Una nueva prueba ayuda a diagnosticar la hepatitis delta, una enfermedad potencialmente mortal

Una nueva prueba ayuda a diagnosticar la hepatitis delta, una enfermedad potencialmente mortal

La hepatitis delta, una infección viral causada por el virus de la hepatitis D (VHD), tiene una rápida progresión de enfermedad en el hígado y suele ser asintomática hasta que se encuentra en fase avanzada. Solo afecta a personas que ya tienen el virus de la hepatitis B. Por eso, los hepatólogos se felicitan por la aparición de un nuevo test que permite acortar el tiempo entre el diagnóstico y el tratamiento. Hasta ahora, si se habla de fármacos, el único disponible para la hepatitis delta, hasta hace poco, tenía una tasa de respuesta muy baja. La buena noticia es que ya existe un nuevo antiviral para este tipo de infección.