Del Nido Carrasco, en San Benito: “Soy creyente y rezo, pero lo que hay que hacer es trabajar y tener buenos resultados”

Desde la parroquia sevillana de San Benito Abad asistió a este Martes Santo, el presidente del Sevilla, José María del Nido Carrasco, en el tradicional ofrecimiento que el nervioso club hace a la ciudad santa de San Benito con el motivo de su salida. El vicepresidente José Castro, entre otros representantes de la entidad blanca, también tuvo un día muy especial para su zona de la ciudad. Entre los tutores que poseían las tres etapas de la corporación del distrito de La Calzada, con la presentadora ante el pueblo, la Virgen de la Encarnación y el Cristo de la Sangre, estaban los máximos representantes sevillistas que en los días posteriores a la general extraordinaria junta Los accionistas quisieron volver a la actualidad de Sevilla. Aseguraba en primera instancia Del Nido Carrasco que “vino cumplido con las tradiciones de la Semana Santa, y tras la derrota, de las semanas sin fútbol su mucho tiempo y con ganas de que llegue el partido contra el Getafe”, declaró en primer término, y saber que el duelo será el próximo sábado. Sobre esta preocupación, el presidente del Sevilla respondió: “El equipo encontró buenos resultados y buen fútbol, ​​dijimos varios pasos positivos. Con Almería y Celta no lo conseguimos. La entidad está preocupada”, puntualizó. El rector sevillano fue preguntado posteriormente por el futuro de Quique Sánchez Flores en el banquillo blanco: “No podemos pensar en el futuro más que en el próximo partido. Tuve capacidad para aguantar el rumbo, como los jugadores, pero no tenemos suerte. La valoración fue muy buena, ahora tenemos pista, pero la confianza en el empresario y en la planta es absoluta”, sostiene. “La situación es por trabajo. Soy creyente y rezo, pero lo que hay hay es que trabajar y tener bon resultados”, continúa. A nivel personal, reconoce que el máximo representante hispalense está «muy contento de ser presidente del Sevilla y con muchas ganas de liderar el partido del Getafe», sin esperar a que el Sevilla se encuentre «en un proceso de reorganización deportiva». Sabremos que es día de carretera, pero tenemos que ir a Getafe. En Europa no es posible tener repercusión económica porque estas inversiones no nos llegan, pero nuestro objetivo es redimensionar la planta, hacerla más eficiente. Conseguir resultados con plantas eficientes y no con plantas sobredimensionadas.