El Hospital de Sant Pau estrena una área de semicríticos que permitirá 1.000 ingresos más al año

El Hospital de Sant Pau de Barcelona ha puesto en marcha una nueva área asistencial para la Unidad de Semicríticos, que ha supuesto seis boxes más (de 24 a 30), que se sumarán a los doce nuevos también de críticos, lo que permitirá mil nuevas altas cada año en ambos servicios.

El doctor Josep Ris, director del Proceso de Atención Urgente de este centro, ha detallado que se prevé que la ampliación permita dar unas 500 altas más en Semicríticos y una cifra similar en Críticos. Hasta ahora, en Semicríticos se daba el alta a unos 2.500 pacientes y más de 1.000 en Críticos, a los que se sumarán el millar más previsto gracias a la ampliación.

La directora del Servicio de Urgencias de Sant Pau, Mireia Puig, ha indicado que esperan incrementar la capacidad de ingreso en la Unidad de Semicríticos de Urgencias entre un 10% y un 15% respecto a la actividad anterior.

El nuevo espacio en la Unidad de Semicríticos ocupa 738,70 metros cuadrados y está ubicado en la planta -1 del hospital, adyacente al área de Urgencias, y permite un acompañante en la habitación del paciente, además de otras comodidades y nueva tecnología, que humanizan el espacio.

El ‘conseller’ de Salut, Manel Balcells, que ha visitado este jueves este nuevo espacio, ha destacado que la nueva área ha tenido en cuenta la «humanización» de los cuidados de los pacientes más graves, con la incorporación de luz natural o pantallas para que se comuniquen con su familia si no están con ellos. El nuevo espacio costado 4 millones de euros, 3,5 a cargo del Servei Català de la Salut (CatSalut) y el resto con fondos propios.

El Patronato de la Fundación Privada Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, conocida como Muy Ilustre Administración (MIA), y que está integrado por seis miembros del Cabildo de la Catedral de Barcelona, el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat de Catalunya, ha cedido el terreno para la ampliación de la unidad.

Una gran parte de los pacientes que reciban el alta irán directamente a sus domicilios, sin pasar por planta, y una parte de los que sí precisen continuar su recuperación podrán hacerlo en el propio hospital o también en la Unidad Geriátrica de Agudos que se encuentra en el Hospital Dos de Maig, muy próximo a Sant Pau, y que está gestionada conjuntamente por los dos hospitales desde hace un año.

Noticias relacionadas

A juicio del ‘conseller’ Balcells, la nueva ampliación es «modélica» porque contempla «la visión humana» de la atención al paciente, que tienen la posibilidad de ver la luz solar gracias a los grandes tragaluces instalados, disponer en las puertas de un sistema opaco que se puede activar manualmente para preservar la intimidad, lavabos adaptados y una pantalla para comunicarse con la familia si se está solo, además de un sistema de televisión.

También se han tenido en cuenta que los espacios para los profesionales sean más amables, modernos y tengan una salida a los jardines de Sant Pau para descansar cuando se pueda.