La humanidad tuvo que hacer historia por primera vez al deformar un asteroide

Quién iba a decirle a los terrícolas que algún día iban a ser capaces de alterar un pedacito de cosmos. Pues bien, tal como confirma un análisis publicado este mismo lunes en la revista ‘Nature Astronomy’, todo apunta a que la humanidad habría conseguido por primera vez en la historia deformar por completo un asteroide. Se trata, cómo no, del ya famoso Dimorphos, el cuerpo celeste que en septiembre de 2022 fue golpeado por la misión DART de NASA. Ya entonces, los primeros análisis confirmaron que esta nave espacial había conseguido desviar el rumbo de este asteroide. Ahora, estudios adicionales añaden que, además, este impacto impulsado por los humanos podría haber remodelado en su totalidad este objeto.