Un Mundial con una constelación de estrellas incompleta

Han pasado cuatro años desde que Kobe Bryant le entregó el premio de MVP del Mundial de China a Ricky Rubio. Una escena ya legendaria, en la que España sobrepasaba una vez más todas las expectativas y recuperaba la corona planetaria del baloncesto ante el asombro de los teóricos favoritos, que miraban cómo el rojo y amarillo les había vuelto a arrasar. Aquella conquista plantó una semilla que ha crecido fuerte como el acero, una carretera que ha llevado al combinado nacional a presentarse a la nueva edición de la cita internacional, con sedes en Japón, Indonesia y Filipinas y que comienza hoy (Angola e Italia abren el telón, 10.00 horas), como campeón del mundo, campeón de Europa y número uno del ranking FIBA. Aunque como casi siempre, son el resto de equipos los que acaparan todos los focos, con España en un segundo plano, silenciosa, agazapada y trabajadora, lista para abalanzarse sobre la presa en el momento adecuado, porque de apresurados está lleno el cementerio.

La expectación en el sudeste asiático es máxima, sobre todo en Japón y Filipinas, dos países que, pese a no tener grandes estrellas internacionales, viven de una forma muy pasional el baloncesto. Su sonrisa es infinita porque por sus canchas pasarán desde hoy varios de los mejores talentos del mundo, como Luka Doncic (Eslovenia), Shai Gilgeous-Alexander (Canadá), Karl-Anthony Towns (República Dominicana), Lauri Markkanen (Finlandia), Dennis Schroeder (Alemania) o Anthony Edwards (Estados Unidos). Una constelación infinita que amplía el grupo de candidatos a hacerse con el título.

Sin embargo, son los que no están, los que despiertan morriña, los que han enfriado este inicio del Mundial. Seguramente, en clave española, la baja más sensible es la de Ricky Rubio. El base catalán mostraba mucha ilusión a la hora de volver al combinado nacional (no pudo participar en el Eurobasket del pasado verano por una lesión de rodilla) pero, durante la preparación en Madrid, anunció que se retiraba temporalmente del baloncesto para cuidar su salud mental. Un duro golpe para el grupo en lo emocional y lo deportivo, pues el otro base con el que Scariolo contaba para el mundial, Lorenzo Brown, también decidió dar un paso al lado tras no recuperarse de unos problemas físicos derivados de una exigente temporada con el Maccabi de Tel-Aviv.

Grecia y Serbia lloran

No solo el campeón llega herido. Otras grandes aspirantes europeas han visto como su favoritismo se esfumaba, al menos sobre el papel, tras ver cómo sus astros decían «Esta vez no». Para los aficionados, una de las ausencias más dolorosas es la de Giannis Antetokounmpo. El griego, pese a su condición de estrella de la NBA (campeón en 2021 con los Milwaukee Bucks y dos veces MVP), siempre ha mostrado un compromiso inquebrantable con el combinado heleno. Pero este verano fue sometido a una operación en su rodilla derecha y, pese a estar en la prelista de Dimitros Itoudis, finalmente no ha llegado a la cita. Tampoco estarán los que han sido sus directores de juego en la última década, el exazulgrana Nick Calathes (Fenerbahçe) y Kostas Sloukas (Panathinaikos).

Como Grecia, llora también Serbia. Los balcánicos, con una gran generación de jugadores (Kalinic, Jovic, Marjanovic, Bogdanovic), solo han acumulado fracasos en las últimas citas internacionales. Pusieron toda la carne en el asador en el Mundial de 2019 y fueron apeados por Argentina en los cuartos de final. Más de lo mismo en el Eurobasket, desbancados por una sorprendente Italia en los octavos. Decepciones que, salvo sorpresa, tendrán continuidad en el Mundial, pues Nikola Jokic, seguramente el mejor jugador del planeta en la actualidad, no viaja a Asia. El pívot, tras una monstruosa temporada en la NBA, en la que se ha proclamado campeón con los Denver Nuggets, ha decidido no acudir a la llamada de su país y se le ha visto en los últimos días en su Sombor natal, rodeado de sus familiares, amigos y caballos, su otra gran pasión más allá de la canasta. Asia se queda sin disfrutar del talento de cuatro de los últimos cinco MVP de la NBA, entre el griego y el serbio.


Mundial de baloncesto 2023

Del 25 de agosto al 10 de septiembre

El torneo se disputará en tres países: Filipinas, Japón e Indonesia.

La fase final se jugará de manera íntegra en el Mall of Asia Arena de Manila

Sábado 26

Costa de Marfil

Yugoslavia

5

(1970, 1978, 1990,

1998 y 2002)

Estados Unidos

5

(1954, 1986, 1994,

2010 y 2014)

URSS

3

(1967, 1974 y 1982)

Al final de las tres jornadas, los dos primeros clasificados avanzan a la siguiente ronda

Los equipos que queden en tercera y cuarta posición lucharán por los puestos del 17º al 32º

Sede:

Araneta Coliseum

Manila (Filipinas)

Sede:

Araneta Coliseum

Manila (Filipinas)

Sede:

Mall of Asia Arena

Manila (Filipinas)

Sede:

Mall of Asia Arena

Manila (Filipinas)

Angola

Rep. Dominicana

Filipinas

Italia

Sudán del Sur

Serbia

China

Puerto Rico

Estados Unidos

Jordania

Grecia

Nueva Zelanda

Egipto

México

Montenegro

Lituania

Sede:

Okinawa Arena

Okinawa (Japón)

Sede:

Okinawa Arena

Okinawa (Japón)

Sede:

Indonesia Arena

Jakarta (Indonesia)

Sede:

Indonesia Arena

Jakarta (Indonesia)

Alemania

Finlandia

Australia

Japón

Eslovenia

Cabo Verde

Georgia

Venezuela

Irán

España

Costa de Marfil

Brasil

Canadá

Letonia

Líbano

Francia

Fuente: Elaboración propia / ABC

Mundial de baloncesto

2023

Del 25 de agosto al 10 de septiembre

El torneo se disputará en tres países: Filipinas, Japón e Indonesia.

La fase final se jugará de manera íntegra en el Mall of Asia Arena de Manila

Estados Unidos 5

(1954, 1986, 1994, 2010 y 2014)

Yugoslavia 5

(1970, 1978, 1990, 1998 y 2002)

URSS 3

(1967, 1974 y 1982)

Sábado 26

Costa de Marfil

Al final de las tres jornadas, los dos primeros clasificados avanzan a la siguiente ronda

Los equipos que queden en tercera y cuarta posición lucharán por los puestos del 17º al 32º

Sede:

Araneta Coliseum

Manila (Filipinas)

Sede:

Araneta Coliseum

Manila (Filipinas)

Angola

Rep. Dominicana

Filipinas

Italia

Sudán del Sur

Serbia

China

Puerto Rico

Sede:

Mall of Asia Arena

Manila (Filipinas)

Sede:

Mall of Asia Arena

Manila (Filipinas)

Estados Unidos

Jordania

Grecia

Nueva Zelanda

Egipto

México

Montenegro

Lituania

Sede:

Okinawa Arena

Okinawa (Japón)

Sede:

Okinawa Arena

Okinawa (Japón)

Alemania

Finlandia

Australia

Japón

Eslovenia

Cabo Verde

Georgia

Venezuela

Sede:

Indonesia Arena

Jakarta (Indonesia)

Sede:

Indonesia Arena

Jakarta (Indonesia)

Irán

España

Costa de Marfil

Brasil

Canadá

Letonia

Líbano

Francia

Fuente: Elaboración propia / ABC

Jamal Murray y Andrew Wiggins (Canadá), Victor Wembanyama (Francia), Domantas Sabonis (Lituania), Kristaps Porzingis (Letonia), Rui Hachimura (Japón) son otras de las bajas más sensibles, por no hablar de Estados Unidos, que no contará con ninguna estrella consagrada, entregado su entrenador, Steve Kerr, a una plantilla joven y sin experiencia en el laberíntico baloncesto FIBA. Aun así, los americanos afrontan el torneo como grandísimos favoritos y con el objetivo de arreglar el fracaso que supuso el séptimo puesto cosechado en 2019.

Una constelación incompleta que, sin duda, no desmerece a la gran fiesta del baloncesto, que tras cuatro años, volverá a generar recuerdos para la historia.