Un terremoto de magnitud 4 sacude la provincia de Zaragoza

Los vecinos de Tarazona no ganan para sustos últimamente. Con la localidad todavía sumida en la crisis provocada por el protozoo que sigue manteniendo la prohibición de beber agua del grifo, este martes ha vivido unos «temblores que se han notado mucho» provocados por un terremoto de magnitud 4.0 en la escala de Richter. Eran las 15.15 horas cuando se producía y ha cogido a toda la población por sorpresa entre el susto y la incredulidad de lo que estaban viviendo.

El epicentro del seísmo, en un principio, se ha ubicado en la localidad soriana de Beratón a unos 49 kilómetros del casco urbano de Tarazona, aunque posteriormente, desde el Instituto Geográfico Nacional lo han situado en la localidad zaragozana de Purujosa, a 54 kilómetros.

Numerosos turiasonenses se han sobresaltado porque en sus casas no solo se sintió sino que además se movían objetos y mobiliario por este temblor. «Se ha movido hasta el sofá», ha manifestado un vecino de Tarazona a este diario. A otros vecinos les ha cogido trabajando en el polígono industrial y, según han manifestado, pensaban «que la nave se nos venía encima»

Noticias relacionadas

El terremoto que también se ha dejado sentir en localidades próximas como Novallas y ha estado precedido por otro de menor magnitud también en la zona. Además, los efectos del seísmo han llegado, según información facilitada por el Gobierno de Aragón, a la comarca de Campo de Borja.

Desde la DGA y el Ayuntamiento de Tarazona han destacado que no hay constancia de que haya habido daños materiales ni personales que lamentar, de manera que solo ha quedado en el susto.