Una técnica experimental que consiste en leer la mente y traducir pensamientos en palabras.

La eterna fantasía de poder ‘leer una mente’ como si de un libro se tratara, o incluso de poder saber qué está pasando realmente por la cabeza de otra persona, podría estar mucho más cerca de lo que creíamos. Eso sí, sin necesidad de superpoderes y con una aplicación mucho más interesante de lo que hasta ahora se había planteado en los libros de ciencia ficción. Según anuncia este lunes un equipo de investigadores del Instituto de Tecnología de California en Pasadena, un estudio experimental ha logrado desarrollar un protocolo que permitiría leer el pensamiento de personas con tetraplejia que antes o después podrían perder la capacidad de hablar. «Estamos ante algo muy prometedor«, explican los autores de este trabajo.