Vodafone habla con otros fondos, además de Zegona, para que entren en su filial española o adquieran activos

La próxima semana arranca un periodo muy importante para el futuro de Vodafone España ya que, por un lado, se deberían definir las conversaciones que mantiene el grupo británico con varios fondos interesados en entrar en su capital o comprar activos y, por otro, el consejero delegado Mário Vaz amplía sus competencias en la filial española al asumir también el cargo de presidente. A partir del día 1 de octubre este ejecutivo portugués será responsable asimismo de las relaciones institucionales y de las grandes cuentas de la empresa.

Según ha podido saber ABC, Vodafone mantiene contactos con diversos fondos de inversión, no solo con el británico Zegona que, hasta ahora, ha sido el único que ha confirmado las conversaciones. Esos otros fondos son, según fuentes del mercado, Apollo, Liberty, Apax e Iliad.

Las mismas fuentes explican que están abiertos distintos escenarios, que van desde la adquisición del 100% del capital de Vodafone España, valorada en más de 5.000 millones de euros o de, por ejemplo, un 50%. En este sentido, sería más fácil financiar una operación de este tipo entre dos o más fondos que uno solo.

Otra posibilidad es que alguno de los inversores esté interesado en determinados activos de la compañía.

El fondo británico Zegona confirmó hace una semana que existen «conversaciones» con Vodafone para adquirir todo o una parte del negocio de la operadora en España, si bien ha indicado que «no hay certeza» de que la operación vaya a llevarse a cabo, según subrayó en un comunicado a la Bolsa de Londres.

Zegona también señaló que está en conversaciones con distintos bancos en relación con la financiación de esta posible operación, al tiempo que ha recalcado que el cierre de la misma está sujeta, entre otras cosas, a «un acuerdo sobre los términos finales con Vodafone» y a la conclusión del proceso de auditoría (‘due diligence’) del negocio de la filial española de la operadora.

Mário Vaz inició su carrera en Vodafone Portugal en 1992 y ha sido su CEO desde 2012. Desde el 1 de abril era CEO de Vodafone España y ahora sustituye a António Coimbra en la presidencia que ocupaba desde enero de 2019. Coimbra pone fin así a 31 años ligado a la marca Vodafone, primero en la filial portuguesa y desde hace 11 años en Vodafone España. Durante ese tiempo, ha liderado la transformación de la compañía con hitos tan importantes como la integración de ONO, abandonó el fútbol –recuperado esta temporada– y el lanzamiento del 5G.

Además, Ignacio Román es el nuevo director de la unidad de consumo para clientes particulares con el objetivo de «seguir impulsando la competitividad y acelerar la implantación de los planes de crecimiento a futuro de la compañía».